¡Hola! Soy Judit.

Hay frases que se te quedan grabadas en la piel para siempre.

“El tiempo se va y no vuelve”.

Nunca olvidaré esa frase que nos repetía Carmen, la profesora de lengua y literatura en el instituto. 20 años después, esa frase a la que no le das importancia cuando eres una adolescente cobra sentido. Te das cuenta de lo rápido que pasa el tiempo. Ves crecer a tus hijas e hijos. Pasan las horas, los días, las semanas y los años tan rápido que tienes la sensación de que te falta vivir al máximo, de disfrutar más y mejor cada momento con ellos. Te faltan horas para pasar más tiempo juntos.

Cuando nació Álex, mi segundo hijo, la sacudida fue más fuerte. El poco tiempo libre que me quedaba lo tenía que dividir entre dos. Ya no podía pasar la tarde entera pintando con Paula, ya no podíamos preparar la cena juntas… ahora teníamos un bebé de alta demanda en casa que me necesitaba, era su alimentación, su chupete, su cobijo, su calma. Y ver que Paula me reclamaba más que antes, me hacía sentir aún peor. Luego quisimos que ella creciera de golpe, haciendo de hermana mayor. Entonces, mientras yo hacía la cena, ella jugaba con el pequeño. Así era más fácil para mí, pero seguía sin pasar tiempo con ellos.

Un buen día, decidí que tenía que hacer algo. Como bien auguró mi profesora, el tiempo se iba y no volvía. Estaba perdiendo la oportunidad de disfrutar de ellos mientras eran pequeños. Paula ya hablaba como una niña grande, ¿en qué momento había crecido tanto?

Empecé a leer más sobre crianza y disciplina positiva, a entenderles más. Apliqué todo lo que me funcionaba en mi trabajo a la hora de planificarme y ser productiva en mi vida personal para ganarle horas al día. Busqué maneras de pasar más tiempo juntos, de hacer planes adaptados a todos, de simplificar mi vida para llegar un poquito más a todo y de decir no a lo que no me llenaba.

Y así fue, como empezó a cambiar la vida de nuestra familia. Y la vuestra también puede cambiar.

Siempre quise escribir un blog, pero me faltaba encontrar el tema acertado. Ahora lo tengo claro. Contándote mis experiencias, quiero ayudarte a disfrutar de tu familia. A vivir, de verdad, los momentos con ellos. A encontrar planes que os gusten a todos. Quiero que pases tiempo en familia, que vivas momentos felices y que tengas recuerdos bonitos. Tú y los tuyos.

Si te ha gustado mi historia, puedes leer más sobre el lanzamiento de este blog en el artículo ‘Lanzar un blog en tiempos revueltos‘.

Descubre planes para hacer en familia cada mes.
¡Apúntate a la newsletter de Family Time!

close

Descubre planes para hacer en familia cada mes.
¡Apúntate a la newsletter de Family Time!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad